CALLE SANTA ANA

Estado original
Propuesta
Propuesta
Propuesta
Planta

Año: 2007

Ubicación: Cuenca, Ecuador

Área de intervención: 1.500 m2

Promotor: Municipio de Cuenca

 

MEMORIA TÉCNICA

 

Se trata de una las calles más antiguas de Santa Ana de los Ríos de Cuenca. Al parecer estaba ya contemplada en el momento mismo de la fundación castellana de la urbe. El propio Gil Ramírez Dávalos, Comisionado del Marqués de Cañete, Hurtado de Mendoza, la hizo consignar en el texto que fue descrito en la interpretación del primitivo plano de nuestra ciudad.

A lo largo del tiempo ha permanecido como un espacio remanente de la originaria organización urbana. Esta pequeña calle se ubica en el corazón de la ciudad y de su Centro Histórico, entre dos edificaciones de gran importancia: La Catedral de la Inmaculada Concepción y el antiguo Seminario «San Luis».

En la actualidad es un espacio que ha sido clausurado al uso público y se encuentra oculto entre las mencionadas edificaciones. Sin embargo, se confirma su importancia al analizar la interpretación del plano del año 1557, correspondiente a la fundación de la ciudad, en el que esta calle se encuentra claramente definida.

La propuesta contempla, por un lado, la recuperación de la traza primitiva de la ciudad y, además, la reactivación de una calle con un alto potencial cultural y comercial.

Se eliminan las edificaciones que han ido ocupando este espacio público. Desde el acceso de la calle Benigno Malo va ampliándose hasta llegar a abrirse a la calle Padre Aguirre, y desde la esquina de esta última con la calle Simón Bolívar se conforma una plaza esquinera, donde actualmente se localiza una edificación construida por la curia en las últimas décadas del siglo XX, conjuntamente con un estacionamiento, que deterioran la calidad urbana de este sector. Antiguamente estaba ocupada por la Iglesia de la Compañía, una de la edificaciones religiosas de gran representación en la ciudad. Este espacio se convertiría en un ejemplo de recuperación de áreas deprimidas para transformarlas en un lugar de encuentro y referencia para los ciudadanos.

Se propone el uso de adoquín artesanal como recubrimiento de piso y el tratamiento de fachadas con zócalos de travertino rojo. Además se incluye un estudio de iluminación que garantice un óptimo funcionamiento del espacio para resaltar las características de valor arquitectónico de las edificaciones que la rodean.

Colaboradores:

 

Cecilia Achig – Arquitectura

Xavier Aguirre – Arquitectura

Gabriela Barzallo – Arquitectura

Adrián García – Arquitectura

Juan Hidalgo – Arquitectura

Joanna Jara – Arquitectura

Santiago López – Arquitectura

Sandra Pacheco – Arquitectura

Kharen Pinos – Arquitectura

Ana Rodas – Arquitectura

Juan Rodríguez – Arquitectura

Santiago Vanegas – Arquitectura

Juan Pablo Vásquez – Arquitectura

Search Boris Albornoz - Arquitectura
Perfiles: