COMPLEJO TERMAL DE BAÑOS DE AGUA SANTA

Año: 2014

Ubicación: Baños de Agua Santa, Ecuador

Área de intervención: 15.000 m2

Promotor: Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Baños de Agua Santa

 

MEMORIA TÉCNICA

 

El proyecto se ubica en las actuales Termas de La Virgen y Las Modernas junto a la cascada de la Virgen, entre las calles Luis A. Martínez y Manuel Sánchez, con un área aproximada de 15.000 m2.

El grave deterioro urbano del sector de las Termas La Virgen y Las Modernas -unidas por la plaza Isidro Ayora-, siendo uno de los principales atractivos para la ciudad de Baños, alertó a las autoridades y a la población sobre la necesidad de intervenir en este equipamiento para beneficio de los ciudadanos y con la consiguiente puesta en valor de un bien natural que ha sido uno de los equipamientos referentes de la ciudad. A inicios del año 2012, el Municipio de Baños de Agua Santa lanzó un Concurso Nacional de Ideas para el mejoramiento de las Termas de la Virgen, siendo la propuesta ganadora la del equipo conformado por los arquitectos Boris Albornoz y José Luis Flores. El estudio fue socializado a los ciudadanos de Baños de Agua Santa quienes dieron su aprobación en una asamblea general convocada por la máxima autoridad local.

Entre la problemática existente del complejo termal se puede mencionar el deterioro de las piscinas y sus equipamientos, en gran parte por una falta de mantenimiento continuo, por el elevado uso de sus instalaciones y el tiempo trascurrido desde su construcción, la inseguridad de las instalaciones, la carencia de un servicio adecuado, así como el desorden y descuido de la plaza Isidro Ayora convertida en un espacio para todo tipo de actividades, desde ferias hasta estacionamiento para los centros termales.

La propuesta tiene como principal objetivo contar con un conjunto termal integral, en el que el entorno natural toma el protagonismo del espacio, y la arquitectura se presenta de manera discreta resaltando la naturaleza, las montañas y la cascada. El diseño busca poner los elementos naturales en primer plano y a través de los materiales utilizados, principalmente la piedra negra y roja volcánica del Tungurahua, rescatar la identidad de Baños. Se propone reemplazar las edificaciones existentes y ordenar el espacio para conformar dos centros termales unidos entre sí por un pasaje y reforzar la centralidad de la plaza Isidro Ayora para que sirva como el espacio ordenador del conjunto, que permita organizar los accesos y salidas del complejo termal, que visibilice a los comerciantes del lugar y que incluya una laguna (que utiliza el agua de la cascada) que sirva como elemento aglutinador del proyecto y como espacio público para el disfrute de las familias.

En las Termas de la Virgen, se da prioridad al agua termal con 7 piscinas al aire libre y 3 pequeñas piscinas al interior que tienen usos medicinales. Estas piscinas junto a la montaña buscan tener diferentes temperaturas para poder utilizar tanto el agua termal como el agua de la cascada. La propuesta integra la cascada al proyecto creando un espejo de agua en su base. Se incorporan además usos complementarios de administración, vestidores, baños, duchas, enfermería y cafetería.

En las Termas de las Modernas, se da prioridad al agua de la cascada con 7 piscinas, dos de las cuales pueden utilizarse con agua termal. Este centro termal está más bien concebido con un uso recreativo y que dé prioridad a las familias con niños, ya que se encuentran dentro de un área verde. Se incorporan otros usos complementarios de administración, vestidores, baños, duchas, enfermería y cafetería.

El proyecto fue, desde sus inicios, concebido para recuperar la historia, la cultura y la naturaleza de Baños de Agua Santa. La ciudad tiene su nombre relacionado con este lugar, ya que las termas de la Virgen y la cascada del mismo nombre tienen una tradición muy antigua. Se menciona que en su origen los pobladores hacían pequeñas pozas en donde por pequeños canales llevaban el agua caliente del ojo de agua termal y enfriaban las mismas con agua de la cascada, y servía con fines curativos vinculados a una creencia de culto sagrado de estas aguas.

Colaboradores:

 

Javier Aguilera – Arquitectura

Diana Cruz – Arquitectura

José Chully – Arquitectura

Rafael Enríquez – Arquitectura

José Luis Flores – Arquitectura

Agustín Gamarra – Arquitectura

Franklin Manya – Arquitectura

Andrea Ortiz – Arquitectura

Jean Paul Ramos – Arquitectura

Víctor Chacón – Estudio Ambiental

Geovanny López – Estudio Económico

Andrés Malo – Estudio de visualización

Juan Pablo Vásquez – Estudio de visualización

Franklin Ordóñez – Estudio de Suelos

Jorge Reyes – Estudio Eléctrico

Juan Villavicencio – Estudio Hidrosanitario

Fernando Zalamea – Estudio Estructural

Pedro Zúñiga – Estudio Topográfico

Luis Córdova – Estudio Mecánico

Search Boris Albornoz - Arquitectura
Perfiles: