PARQUE CENTENARIO

Estado original
Propuesta
Propuesta
Planta
Axonometría

Año: 2017

Ubicación: Cuenca, Ecuador

Área de intervención: 500 m2

Promotor: Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Cuenca –  Banco de Desarrollo para América Latina CAF

 

MEMORIA TÉCNICA

 

Se ha hecho un estudio de los corredores de las calles Luis Cordero y Benigno Malo conjuntamente con las calles trasversales, y se ha identificado la existencia de pocos espacios de tamaño considerable para cumplir con actividades de descanso y recreación, a excepción del Parque Calderón, espacio considerado centro de la ciudad. Se ha optado por incorporar espacios denominados residuales para que cumplan estas actividades de descanso y recreación. Entre estos espacios se han determinado el acceso a la escuela Francisca Dávila y las aceras de la Presidente Córdova y Luis Cordero, junto al edificio de la Casa de la Cultura, que consideramos se debería intervenir para que esta edificación sea parte de los espacios públicos cubiertos de la ciudad, activar los usos existentes y poner en funcionamiento sus diferentes áreas.

La Bajada del Centenario es uno de los espacios que no debe considerar como residual, sino convertirse en una plaza para la ciudad. En estudios DE LA Fundación El Barranco 20016, realizados del flujo peatonal, se establece que alrededor de 12.000 personas al día circulan por este lugar, y se convierte en el espacio de mayor circulación norte – sur de la ciudad de manera peatonal.

En base al estudio a nivel de idea realizado por la Fundación El Barranco, que desinteresadamente nos ha proporcionado y ha permitido que desarrollemos este proyecto, retomamos la incorporación de un ascensor que permita vincular la parte central de la ciudad con la ciudad moderna del sector El Ejido. Este conector vertical puede ser uno de los primeros elementos en la ciudad que conecta la parte baja con el centro de manera pública y abierta. Se incorporan dos miradores uno en la parte alta y otro en el margen del río Tomebamba para que se vuelvan elementos de atracción para los ciudadanos. Además, se complementa con la corrección de las dimensiones y la forma de la escalinata que se encuentra deteriorada. Esta plaza contará con iluminación peatonal, miradores y escalinata para mejorar la seguridad y poder tener una mejor visibilidad de este sector. Se incorporará un conjunto de bancas para el descanso de los transeúntes y áreas verdes que se complementen con la Bajada del Centenario.

Colaboradores:

 

Juan Cazorla – Arquitectura

Rafael Enríquez – Arquitectura

Juan Fernando Hidalgo – Arquitectura

José Ortiz – Arquitectura

Pablo Paredes – Arquitectura

Laura Cedrés – Estudio Socio Ambiental

Luis Guillén – Estudio Hidrosanitario

Fabián Aucapiña – Estudio Eléctrico

Maribel Cristina Vintimilla – Estudio de suelos y pavimentos

Marcia Chicaiza – Estudio de especificaciones técnicas

Juan Pablo Vásquez – Estudio de visualización

Alexandra Piedra – Estudio de impactos ambientales

Francisco de Paula Pérez – Estudio de tránsito y transporte

Christian Moyano – Estudio de tránsito y transporte

Juan Carrión – Estudio Estructural

Pedro Zúñiga – Estudio Topográfico

Maria Gabriela Moyano – Estudio de Paisaje

Search Boris Albornoz - Arquitectura
Perfiles: