PARQUE DEL LAGO

Estado actual
Propuesta
Propuesta
Propuesta
Propuesta

Año: 2008

Ubicación: Quito, Ecuador

Área de intervención: 1.260.000 m2

Promotor: Municipalidad del Distrito Metropolitano de Quito y Corporación de Salud Ambiental de Quito “Vida para Quito”

 

MEMORIA TÉCNICA

 

En el año 2008, el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito se encontraba construyendo el nuevo aeropuerto internacional de la ciudad, en la parroquia de Tababela. Tomando en cuenta el gran vacío urbano que generaría la salida del aeropuerto Mariscal Sucre del sector norte de la urbe y aprovechando las potencialidades para dotar de un espacio público de grandes dimensiones y configurar una nueva centralidad, la Municipalidad lanzó un Concurso Público Internacional de Ideas para el diseño del “Parque del Lago”, cuyas características fueron detalladas en las bases del concurso.

La propuesta del proyecto tomó en consideración la configuración de Quito, de manera longitudinal y con una topografía e hidrografía singular, buscando la yuxtaposición y mezcla de cinco conceptos que estructuran al parque como un hecho complejo y diverso, y hace que este sistema puede ser replicado en otros lugares de la ciudad. Los conceptos utilizados para la propuesta fueron:

  1. Las espinas de pez: El parque longitudinal, como la misma ciudad, deberá vincularse a la trama urbana, mediante corredores sinuosos, similares a las “espinas de pez”, que pueden ser recorridos peatonales, vehiculares, corredores verdes, circuitos comerciales, ejes administrativos, entre otros.
  2. Las centralidades: El parque deberá ser una nueva centralidad del norte, complementarse con la centralidad del centro histórico y equilibrarse con una nueva centralidad en el sur. El parque también es una micro-ciudad verde, con tres centralidades que lo vuelven unitario pero con actividades diferenciadas.
  3. Los tapices: Se propone al parque como un telar de diferentes tonalidades verdes, semejantes a los terrenos de los cultivos andinos, que mezclan la vegetación alta, media y baja, que van adaptándose a la topografía natural de Quito.
  4. Los racimos: Los sistemas que conectan el parque con las diferentes partes de la ciudad son flexibles, se bifurcan, pueden crecer y cambiar y se adaptan a los elementos preexistentes y propuestos, como: barrios, vías, áreas verdes, viviendas, áreas comerciales, entre otros.
  5. Lo cóncavo y lo convexo: El parque tendrá la singularidad de formar una topografía ligeramente sinuosa, con concavidades y convexidades, semejantes al paisaje andino, o similar a un desierto, que puede cambiar su contorno con el tiempo, pero en vez de la arena, privilegia la naturaleza verde y el agua.

Colaboradores:

 

Juan Pablo Malo – Arquitectura

Ananda Domínguez – Arquitectura

Khaterine Parra – Arquitectura

Juan Carlos Delgado – Arquitectura

Search Boris Albornoz - Arquitectura
Perfiles: