PLATAFORMA GUBERNAMENTAL DE DESARROLLO SOCIAL FINAL

Año: 2018

Ubicación: Quito,Ecuador

Área de intervención: 110.000 m2.

Promotor: Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (MIDUVI), Servicios de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (INMOBILIAR), Servicio de Contratación de Obras (SECOB).

MEMORIA TÉCNICA

 

En mayo de 2012, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (MIDUVI) y el Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (INMOBILIAR), a través del Colegio de Arquitectos del Pichincha (CAE-P), lanzaron un Concurso Nacional de Ideas para las plataformas gubernamentales, con el propósito de crear grandes edificaciones que alberguen en un mismo espacio a varios ministerios, secretarías e instituciones públicas afines a su sector, favoreciendo una concentración institucional y optimizando los procesos de gestión pública. El anteproyecto ganador de la Plataforma Gubernamental de Desarrollo Social fue la del equipo conformado por los arquitectos Boris Albornoz y José Luis Flores.

Esta propuesta se ubica en el sur de la ciudad de Quito, en el sector Quitumbe, en el terreno localizado entre las avenidas Quitumbe Ñan, Lira Ñan y Amaru Ñan, y junto a la Plaza Quitumbe.

El proyecto parte de una barra horizontal de aproximadamente 200 metros de largo por 50 metros de ancho, con seis pisos de altura y dos pisos de subsuelos. El auditorio y el patio de comidas se resuelven en un volumen independiente y unido a la plataforma por un puente peatonal en un nivel superior.

Las circulaciones verticales están ubicadas estratégicamente en los extremos y en el centro del conjunto. Existen dos gradas panorámicas que conectan los diferentes niveles y 10 ascensores en el edificio principal, de los cuales seis son panorámicos.

En el centro del edificio se da prioridad a las circulaciones horizontales y verticales, y al manejo de la luz y de la sombra del conjunto, dado que se propone una gran abertura que permite incorporar la luz y la ventilación natural a través de una calle cubierta central, que sirve además para ordenar el conjunto, quedando las oficinas alrededor de este espacio. Al tener claramente diferenciados los espacios de trabajo de los espacios de circulación, se consigue mejorar las instalaciones y suministros para todo el complejo.

La planta baja está proyectada como un gran tapiz, emplazada en el centro del terreno. Está concebido como “el edificio dentro del parque”, ya que se conecta con dos grandes parques para la recreación del barrio, con dos grandes plazas del agua de acceso al conjunto, con la calle peatonal de la luz y con dos plazas cubiertas de la sombra. En esta planta están ubicados principalmente los servicios generales y los de mayor atención al público, como información y servicios públicos.

En las seis plantas altas, que son diferentes entre sí, pero con una ordenada ubicación de las conexiones verticales como escaleras, ascensores, ductos para instalaciones; permiten una planta libre de fácil distribución para el mobiliario de oficinas. Esta distribución hace sencillo el cambio de las distribuciones de acuerdo a los requerimientos que se den en el tiempo.

La planta de cubierta es de hormigón recubierto de impermeabilizante, ladrillo tejuelo, piedra bola y jardines verdes. En el centro del edificio existen cubiertas de lamas metálicas cada metro que sirven para colocar el vidrio, que permiten en su conjunto un adecuado control climático. El proyecto se basa en el módulo estructural de 12m x 8m, lo que permite ordenar con facilidad el espacio interior del conjunto.

El edificio es un prisma compacto con grandes aberturas escalonadas y en diagonal, que permiten contar con dos fachadas principales al este y oeste que introducen la luz y el aire desde las mismas y también por la cubierta. Se optó por este volumen compacto para controlar el microclima interior, en iluminación y en ventilación, y optimizar el consumo energético en un 30%.

El edificio se conecta por un puente a la plaza jardín elevada del patio de comidas y auditorio, consiguiendo complementar las actividades administrativas con usos culturales y gastronómicos.

En las fachadas se utiliza los diafragmas o lamas como elementos lineales verticales móviles que cambian su inclinación de acuerdo a la incidencia de la luz, lo que le da una lectura al conjunto de elementos verticales muy delgados móviles, que unido al vidrio de la segunda capa, permiten comprenderlo como un edificio que privilegia la transparencia y el control climático y energético. Los diafragmas o lamas, las columnas redondas, las losas, vigas y la utilización del metal y el hormigón armado, permiten tener una visión del proyecto que combina la ligereza de las fachadas con la solidez de la estructura. El conjunto siempre está en continuo cambio.

La Plataforma Social tiene alrededor de 400 parqueaderos, en dos niveles, que servirán para las personas que trabajen en el mencionado conjunto, los visitantes y las personas del barrio. Los accesos y salidas a los mismos se harán por lados independientes. Es decir se propone dos parqueaderos relacionados en su acceso y salida interiores e integrados por las circulaciones verticales. Adicionalmente, se ha diseñado estacionamientos para bicicletas y motos en el primer subsuelo y un estacionamiento en superficie para bicicletas conectadas con el sistema de ciclo vías.

La postura de utilizar el concepto de edificio lineal o en barra horizontal, acorde a la forma del terreno, y el conectar el área verde de la Plaza Quitumbe con los parques de la Plataforma Gubernamental, evidencia la manera de integrar los dos proyectos urbanos, dando prioridad a los espacios públicos que aportan a la consolidación de la ciudad.

 

Colaboradores:

 

Tecnovía-Suarez y Salas Constructores

Escuela Politécnica del Ejército Fiscalización

Search Boris Albornoz - Arquitectura
Perfiles: